Optimismo frente a la crisis - Blog de EEN.edu

Optimismo frente a la crisis

Últimamente vemos mucho pesimismo con el tema de la crisis y parece que gran parte de la sociedad se resigna a la situación actual. La postura que adoptan algunas personas y empresas respecto a la crisis es la de echarle la culpa a cuestiones externas: las políticas del gobierno, la bajada del consumo, los sindicatos,… Muchas veces esperamos que ocurra un milagro o que de repente la rueda de la construcción vuelva a girar. No es fácil no ser pesimistas con todos los medios de comunicación y los diferentes gobiernos dando noticias y mensajes desesperanzadores pero hay formas mejores de afrontar las situaciones difíciles.

Al final esto es una rueda: yo estoy en paro o sin trabajo y me desanimo. Después llego a casa, pongo las noticias y me deprimo. Al día siguiente hablo con el vecino y me comenta que el gobierno va a subir los impuestos y no contento con eso también nos predice la ruina para el mundo entero y las miserias más absolutas para el futuro… Nos estamos metiendo en una espiral de pesimismo entre todos que no lleva a ningún lado y la solución a esto no es fácil pero ¿y si dejamos de hablar de la crisis y nos ponemos a hablar de cómo generar actividad? ¿Y si nos ponemos a pensar en cómo generar actividad y así generamos empleo (y esto no solo los que tienen empresas…)? ¿Y si pensamos en como vender más (salir fuera a buscar otros mercados, cambiar el modelo de negocio, innovar o vender por Internet) en vez de atrincherarnos en nuestro despacho, casa o comercio a defender el poco negocio que nos ha dejado la crisis?

Optimismo

Optimismo

Nos ha tocado vivir en el pasado épocas de bonanza económica y de abundancia pero ahora la historia nos desafía ya no con una crisis, que no lo es ya, si no con un cambio de ciclo económico sin precedentes a causa  de la velocidad de la economía mundial provocada por la globalización e Internet, entre otros factores.  Sin duda nos toca vivir tiempos difíciles pero si algo nos enseña la historia es que siempre hemos salido de situaciones difíciles como la Gran Depresión, Guerras Mundiales, revoluciones sociales y políticas… Yo me pregunto: ¿qué es esta crisis comparada con cualquiera de las anteriores?

Debemos ser optimistas y pensar que tarde o temprano vamos a salir de ésta y que la mejor manera de afrontar las dificultades es creciéndose ante ellas para buscar o pensar qué es lo que puedo hacer yo (y no lo que pueden hacer los demás) para mejorar mi situación, la de mi familia o la de la sociedad en general. Posiblemente encontremos soluciones y si no las encontramos habremos contribuido a no generar pesimismo, que ya es algo. De lo que sí estoy seguro es que siendo pesimistas no se aporta nada a nadie. Pues eso, optimismo.

Post escrito por Rubén Martín, MBA por la Escuela Europea de Negocios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *