Movilidad en España: un lastre para encontrar empleo - Blog de EEN.edu

Movilidad en España: un lastre para encontrar empleo

Si algo nos caracteriza a los españoles es lo arraigados que somos a la tierra, de allí dónde nacimos o vivimos. Nos cuesta horrores salir de nuestra zona, posiblemente porque por nuestro carácter latino nos hace ser más familiares y querer estar cerca de los nuestros, nuestra familia y amigos. Esto nos trae consecuencias indudablemente buenas pero, cuando hablamos de empleo, puede ser un fuerte impedimento para lograr un puesto de trabajo.

1385029468_996210_1385056818_noticia_normalLos españoles tenemos una reducida movilidad geográfica respecto a Europa: la mayoría no quiere salir de su localidad, algunos se atreven a salir de su localidad para ir a una ciudad más grande y próspera y muy pocos emigran a otros lugares de España. Poquísimos son (ahora son más por las circunstancias, lamentablemente) los que no les importa traspasar nuestras fronteras. Es una cuestión de carácter y a veces, por qué no decirlo, de comodidad.

Aunque también hay otras cuestiones que nos impiden salir de nuestro sitio: la hipoteca, los hijos, el cónyuge… Pero sobretodo la hipoteca. No hay cosa que te amarre más a un sitio que comprar un inmueble que vas a estar pagando durante 20, 30, 40 o a saber cuántos años. Años en los que, si te quedas sin empleo, vas a tener muchas complicaciones para moverte: todos los meses hay una hipoteca y gastos que pagar y, si te vas, tendrás que sumarle un alquiler, viajes, etc. lo que, con un sueldo poco más que mileurista (la media española), es prácticamente imposible de sostener.

De hecho, más de la mitad de los españoles vive en una casa que ya tiene pagada, el 28,5% (casi un tercio) tiene hipoteca y sólo un 12% vive en alquiler (datos de Cincodias.com). Llama la atención el bajísimo porcentaje de gente que vive en alquiler, sobretodo comparándolo con la cultura del alquiler que existe en otros países desarrollados. Aquí no se estila eso: nos han vendido el cuento de la Spanish Way Of Life en la que todos tenemos que tener una casa (o dos), un coche (o dos), un smartphone, una TV infinitamente plana y enorme, un mes de vacaciones… Porque todo el mundo sabe que en lo que pagas un alquiler, te has comprado la casa. Error…

Si te quedas sin ingresos (las cosas van mal en tu empresa o te despiden), el alquiler dejas de pagarlo y ya está (como mucho te toca volver a casa con los padres, la mayoría de los cuáles aprovecharon para comprarla en una época de oportunidad y ya la tienen pagada, ese 50% de españoles…) pero la hipoteca, si dejas de pagarla,… Ya sabemos que consecuencias tiene. Pagando la hipoteca pagas tu casa. Pagando el alquiler, tu libertad.

Este es uno de los motivos, cómo decía, de la baja movilidad de los españoles. Incluso durante la crisis, cuando el empleo escasea, ha bajado (paradójicamente). Esto se explica por los bajos niveles salariales –según el INE el salario más frecuente entre los españoles es 15.500 euros brutos anuales, lo que deja en alrededor de 1.000 euros netos al mes los ingresos más comunes–; y la estructura del régimen de viviendas –el 79,2% de los residentes vive en una vivienda en propiedad frente al 14,5% de quienes alquilan su residencia–, que no propician tomar decisiones laborales que impliquen un cambio de localidad.

Es cierto que aun teniendo una disponibilidad geográfica total, es difícil encontrar en empleo en estos momentos. Pero hay que desterrar ciertas creencias y dogmas que nos han inculcado para que, cuándo lo haya, no perdamos oportunidades. Nos han dado privilegios que, ahora, creemos que son derechos, como tener una vivienda en propiedad (el derecho es a la vivienda, no a la propiedad) o tener trabajo en la puerta de casa (el derecho es tener trabajo, nadie dijo dónde). La clave, ahora que se ha acabado el trabajo para toda la vida, está en la movilidad y la flexibilidad, además de la formación. Cómo decía Darwin: no sobrevive el más fuerte si no el que mejor se adapta…

Rubén Martín

Rubén Martín

Post escrito por Rubén Martín. MBA por la EEN Business School, Social Media Manager y emprendedor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *