Microsoft: adaptarse o morir - Blog de EEN.edu

Microsoft: adaptarse o morir

Microsoft ha anunciado una reestructuración de la compañía, pasando de siete divisiones a tan sólo cuatro. Es la reorganización interna más grande en la historia de la empresa, dejando únicamente las divisiones de sistemas operativos, dispositivos, aplicaciones y cloud. Este movimiento busca marcar una única estrategia para toda la firma: una sola Microsoft, cómo dice Steve Ballmer.

Reestructuración

Reestructuración

La dura competencia y la rapidez del mercado han hecho que la compañía que fundó Bill Gates haya tenido que reaccionar para seguir siendo competitivos. El futuro de la empresa pasa por el hardware y los servicios y por conseguir ser una empresa más rápida y más innovadora. Para ello, la reestructuración será clave.

Microsoft es una empresa “mastodóntica” y la burocracia que se crea, junto con la cantidad de empleados y mandos, hace que se retrasen las decisiones. Es un gigante con una potencia brutal pero muy lento ante competidores que son más pequeños, más rápidos tomando decisiones y mejor preparados para innovar.

Probablemente ha llegado el momento de concentrar esfuerzos y centrarse en los negocios importantes a la vez que deben mejorar para ser más rápidos y, por tanto, competitivos. Microsoft debe volver a ser una compañía ágil, al estilo de las startups, lo que representa un gran reto para sus directivos.

Cuando las empresas crecen tanto (también pasa en las pymes) se pierde velocidad a la vez que se gana fortaleza. A muchas compañías les están haciendo daño empresas más pequeñas que, aún teniendo menos recursos, son capaces de adaptarse a lo que demanda el consumidor mucho más rápido y eso, en un mundo tan cambiante como el de hoy, es clave.

Crecer es necesario pero también mantener estructuras ligeras para poder adaptarse al mercado. Muchas startups y pequeñas empresas nacen así pero, al crecer, caen en buscar estructuras más formales y más recargadas en procedimientos y personal, lo que implica una pérdida de velocidad en la toma de decisiones que puede ser letal. La clave está en crecer sin perder agilidad.

Rubén Martín

Rubén Martín

Post escrito por Rubén MartínMBA por la EEN Business School, Social Media Manager y emprendedor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *