Llega el cambio al pequeño comercio - Blog de EEN.edu

Llega el cambio al pequeño comercio

Hace ya algunos meses que se viene hablando sobre la liberalización de los horarios comerciales, sobretodo en ciudades grandes y en algunas comunidades autónomas. Las grandes superficies son las grandes beneficiadas de la medida y los autónomos y pequeño comercio, a priori, los perjudicados. Los primeros creen que se debe liberalizar y los segundos están totalmente en contra y todos tienen argumentos a favor y en contra.

Los autónomos y pequeños comercios están en contra porque ampliar el horario comercial les haría incurrir en unos costes difícilmente soportables debido a su ya delicada situación para mantenerse en el mercado. Tendrían que contratar más gente o bien trabajar más horas los que están a lo que hay que añadir el incremento de gastos como luz, agua, etc. Además sufrirían una bajada de ventas porque si los grandes abren más y ellos no pueden se llevarán más trozo del pastel.

Sin embargo las grandes superficies alegan que los horarios comerciales deberían estar adecuados a lo que demandan los consumidores y por ello se debería ampliar ese horario que ahora hay y que impide abrir a ciertas horas. Ello conllevaría también la creación de empleo que paliaría, en parte, la destrucción de puestos que provocaría la medida entre los pequeños comerciantes.

¿Quién tiene razón? Los dos, pero yo soy partidario de liberalizar todo lo que se pueda liberalizar y quitar trabas y normativas anticuadas que lo único que hacen es frenar iniciativas y actividad. La liberalización conllevaría beneficios al consumidor, que podría comprar en distintos horarios y que se adaptarían a al estilo de vida de muchos, incrementaría la actividad y crearía puestos de trabajo.

En cuanto a la destrucción de empleo en el pequeño comercio y la caída de ventas que alegan realmente no sería tal si el sector se reorientara hacia nichos de mercado diferentes y distintos horarios. Lógicamente cambiarían las reglas del juego y luchar contra los grandes no es una buena idea. Si yo fuera un pequeño comercio buscaría qué horarios son más rentables y qué nichos son a los que me debo orientar para poder competir mejor en vez de buscar abrir durante todo el horario comercial (es lo que se hacía hasta ahora). A veces menos es más y probablemente con menos horario (y quizás algún recurso menos) podrían seguir con su actividad e incluso llegar a ser más productivos.

Post escrito por Rubén Martín, MBA por la Escuela Europea de Negocios.

4 Comentarios

  1. eloipa

    Yo también estoy a favor de liberación de los comercios y creo que no tienen por que perjudicar las grandes superficies a los pequeños, solo deberían de adaptar su horario a el momento en el que mas se aumenten las ventas, todo dependerá de las preferencias del consumidor.
    En España tenemos que cambiar el chip y buscar la rentabilidad de nuestros negocios a cualquier hora

    Responder
  2. free lance

    La cuestión es que pese a que es algo que podría ayudar al pequeño comercio a la hora de flexibilizar mejor los horarios también es una gran pega ya que hay más competencia, sobre todo de grandes comercios, y se requieren muchos más gastos difícilmente soportables por quien aún sigue en pie pese a todo.
    Lo cierto es que es difícil comentar sobre su idioneidad o no.

    Responder
  3. Yo tengo 2 tiendas, y la liberalización nos ha beneficiado, hemos adaptado nuestro horario, y ahora para nosotros días festivos, domingos, son mucho mas productivos que muchos días entre semana.
    Un saludo

    Responder
  4. olga martinez

    Es bueno realizar cambios de paradigmas.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *