De becario a CEO - Blog de EEN.edu

De becario a CEO

Aunque parece que siempre han sido “dioses” y que nacieron para liderar grandes empresas y equipos, los CEO antes que frailes fueron monaguillos y en muy pocos casos se saltaron ese paso. La mayoría, antes de acceder al puesto de máxima responsabilidad de una empresa, pasaron por trabajos de base aprendiendo desde abajo, incluso trabajando para ganarse la vida mientras estudiaban como camareros, pizzeros, dependientes, niñeros/as y empleos similares.

Aún así, como venimos de la época de la abundancia en la que parecía que se podía conseguir cualquier cosa sin esfuerzo, en la que salías de la carrera o el posgrado con un puesto relevante en la empresa por el mero hecho de poseer un título, algunos aún creen que no necesitan aprender nada más, que ya lo saben todo, que se merecen un buen puesto y una alta remuneración por tener una alta formación. La formación es imprescindible y ayuda, mucho, pero no es suficiente.

Becaria

Hace unos días leía un artículo sobre los trabajos que tuvieron algunos CEO americanos antes de empezar su meteórica carrera hacia la cumbre del liderazgo. Algunos fueron lavaplatos (Michael Dell, de Dell), cajeras de supermercado (Marissa Mayer, de Yahoo), mozo de almacén (McMillon, de WalMart), camarero (Clarence Otis, de Darden Restaurants), repartidor de periódicos (Warren Buffet, de Berkshire Hathaway) o director de campamentos (Jeff Bezos, de Amazon). Trabajos que seguramente les enseñaron lecciones muy útiles y que hacen que cuando ascienden a puestos directivos se acuerden de cuando ellos eran un mero peón que recibía órdenes de arriba. Gracias a ello saben cómo se sentían cuando su jefe escuchaba sus opiniones y les hacían sentir importantes en la organización, o cuando recibían una reprimenda por un error o fallo cometido, por ejemplo.

Esos conocimientos, fruto de la experiencia, son vitales para el ejercicio del liderazgo y para el puesto de directivo. Conocer la empresa desde abajo, sabiendo cuáles son los trabajos y tareas que se realizan en la base, es clave para poder dirigirla eficientemente. No en vano, muchas veces los directivos “se ponen la gorra” y salen a vender como si fueran empleados de base para conocer las vicisitudes del puesto y tener trato directo con el cliente, algo sumamente importante.

Por eso, cuando salimos de las carreras y posgrados, tenemos que entender que es importante para nuestra carrera pasar por los puestos de base de la empresa antes de poder dirigir equipos o departamentos, que es para lo que nos han formado. Adquirir esa experiencia es clave para ejercer un liderazgo efectivo en el futuro. Sin embargo, algunos creen que ser becario o estar en puestos de base no es lo que deberían hacer, cuando es justo lo contrario. Hay que ganarse ese puesto que mereces pero sin saltarse pasos.

Rubén Martín

Rubén Martín

Rubén Martín es Online Marketing Manager. Gestiona la comunicación online (blogs y redes sociales) de diferentes profesionales, marcas y empresas. Es responsable de marketing y negocio en LechazoCharro.es, profesor de Personal Branding yMBA en EEN.

3 Comentarios

  1. José Gómez Blanco

    Me sorprende que siendo una persona tan joven piense de esa manera. Pero va en la buena dirección. Un buen CEO tiene que empezar desde abajo, como los ejemplos que pone, si no llegará a un puesto relevante con muchas carencias.. Hay que hablar con la gente de la empresa, tener información directa, no la que le transmiten los que están a su lado, que también. En su obra, “La inteligencia emocional”, en uno de los libros, sobre la información en la empresa, habla de la situación de la empresa “Volvo” hace unas décadas, con graves problemas, conocidos por los que rodeaban a la Alta Dirección, pero nadie se atrevía a comunicar la situación. Años después se produjo una reorganización, que pudo haberse evitado si lo que tenían conocimiento de los problemas hubieran informado a la Alta Dirección. Tengo una frase que puede parecer simplista, que es la siguiente: “Si uno quiere saber cómo va la empresa tiene que hablar con los que barren la fábrica”, interpretándola adecuadamente. Va Vd. por el buen camino. ¡Mucho éxito!

    Responder
    1. Rubén Martín

      Muchas gracias por tu comentario, José. Estoy de acuerdo con esa última frase; hay que abandonar el despacho de vez en cuando para saber qué ocurre de verdad en tu empresa.

      Responder
  2. Ingeniero Técnico

    Muy curioso el artículo.
    La verdad que cuando alguien empieza desde abajo, conoce la empresa al completo, comprende el funcionamiento y lo que es más importante, es más humano

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *