Crowdsourcing: la poderosa Inteligencia Colectiva - Blog de EEN.edu

Crowdsourcing: la poderosa Inteligencia Colectiva

En la década de los 80, y con su update al incio de los 90 coincidiendo con el proceso de globalización, el más grande divulgador científico del siglo XX, Carl Sagan (astrofísico y cosmólogo), se refería en un capítulo de su mundialmente famosa serie Cosmos a que toda la información contenida en miles de millones de bits era lo que configuraba una nueva etapa en el desarrollo de nuestra civilización: la memoria colectiva. Como todos los grandes precursores, Sagan estaba alertándonos de la fabulosa transformación que estaba teniendo efecto en la sociedad derivado, casi en su totalidad, de la innovación tecnológica y la investigación científica. Por ello es importante que “demos un paseo por el barrio” (esto significa desde nuestro ordenador dar la vuelta al mundo) y ver qué nos ofrece esta nueva revolución científica y tecnológica gracias al brutal avance de las comunicaciones. Una de estas consecuencias es el crowdsourcing.

Crowdsourcing

Estados Unidos siempre por delante

Los diferentes equipos de trabajo de la inteligencia norteamericana han encontrado en el crowdsourcing una forma eficaz de hacer predicciones. Pero cuidado: una cosa es el análisis y predicción realizado por los analistas y científicos habituales que están en plantilla y otra muy diferente es la que, por ejemplo, se ha puesto en práctica a través de un proyecto como el GJP (Good Judgment Project). La propia CIA afirma que existen una cantidad de funciones que están desarrolladas por los analistas más brillantes del país que, con su objetividad, permiten analizar y evaluar información de cualquier tipo que provenga de todos los rincones de la tierra. De esta manera, el gobierno y los responsables de defensa tendrán mayor exactitud de datos e información para planificar estratégicamente sus acciones a escala global.

Pero a pesar de la capacidad de dichos profesionales, se ha experimentado en la CIA como parte del GJP (que traducido vendría a significar “Proyecto de Juicio Ecuánime”, que está a cargo de tres psicólogos con el soporte de todo el departamento de Proyectos Avanzados de Inteligencia) un auténtico crowdsourcing gigante. Es interdisciplinario, de carácter transversal y multiplica la capacidad de predicción. Se ha demostrado que sus predicciones son mejores que aquellas realizadas por los brillantes analistas porque aparece un concepto que no es nuevo pero que tampoco se ha aplicado demasiado en las organizaciones: la inteligencia colectiva.

Traducido a nuestro objetivo de hoy y que ya se está aplicando en muchas organizaciones en el mundo: la inteligencia de un grupo o equipo de trabajo multidisciplinar que proviene de diversas fuentes del conocimiento y experiencias diversas que, cuando se unen, producen siempre un valor añadido (de ahí lo de crowd (multitud de personas) y sourcing (que es la fuente). El fundamento es que un grupo responde ante cualquier problema, con la ventaja de la diversidad de opinión que multiplica las opciones y especialmente las diferentes alternativas que pueden implementarse y hacer un “approach” mucho más próximo a la realidad.

Hemos dicho en reiteradas ocasiones que el Management no es democrático porque, por más que se busquen consensos de opinión, la decisión final la toma la alta dirección o el jefe de un equipo. El crowdsourcing no colisiona con lo que nosotros decíamos en cuanto a los valores más o menos democráticos del proceso de toma de decisiones. Lo que decimos es que se abre el horizonte de posibilidades, de alternativas viables que de otra forma no puede lograrse.

Por ello, ya hemos explicado que el “decision making process” debe ser participativo, porque a la fuerza se necesitan los conocimientos y experiencias de los departamentos y funciones involucrados en determinada acción, caso del lanzamiento de un nuevo producto. Pero lo que hoy estamos comentando va más allá: buscar en la opinión externa de un colectivo profesional y experto inmenso, ideas y también experiencias que pueden hacernos confirmar o, incluso, reprobar el proyecto que tengamos entre manos. Y esta búsqueda da apertura hacia el conocimiento e inteligencia colectiva y no está reñida con el coste, porque si algo bueno tiene el crowdsourcing es que seguramente bajará su coste de asesoramiento, desarrollo o cualquier otra actividad de soporte que su organización requiera.

Actualmente se habla mucho acerca del crowdfunding y el crowdsourcing. Pero las discusiones más visibles se centran en usar Internet para fundar startups y otras ideas tales como cine independiente. Muchos propietarios de PYMES no han pensado demasiado aún acerca de cómo aprovechar este magnífico recurso. Esto sucede por dos razones: desconocimiento por no tener la información, o ni siquiera haber escuchado el término, y choque cultural, que es el que siempre se produce, especialmente en las PYMES, cuando se trata de introducir cambios en los métodos de trabajo. Justamente cuando se cambia la forma de hacer debido a la irrupción inevitable de la tecnología, es matemático que se cambia la forma de pensar y decidir. O que nos diga un propietario de PYME que se resistía al principio a un sistema informático apropiado y que hoy día no funcionaría su departamento de ventas, el de expedición o el de recursos humanos, sin sistemas informáticos adecuados.

Antes de pensar en contratar a un nuevo empleado, debería considerar las posibilidades que ofrece la multitud (diferentes colectivos) y que están a un golpe de clic. Hay mucha gente que puede resolver su problema por mucho menos coste. Puede encargar cualquier trabajo a cualquier persona en diferentes lugares del mundo y a menudo pagar el trabajo que realmente le gusta. A veces se puede pagar en base a objetivos y según avance el proyecto, en vez de tener que contratar alguna persona full-time.

Una oferta de servicios casi ilimitada

Es muy amplia la gama de posibilidades que el crowdsourcing puede ofrecer. En el caso del desarrollo de software, directamente toda la comunidad de Internet dedicada a este campo de conocimiento, puede desarrollar cualquier trabajo y en las mejores condiciones. Compañías como TopCoder, que cuenta con medio millón de personas en todo el mundo y que en la home de su web dice “nuestra misión es la de recompensar y reconocer a los mejores diseñadores, desarrolladores y data scientists (científicos expertos en tratamiento de datos) que puedan agudizar y demostrar sus habilidades”, o el caso de Odesk, que en su home dice de manera destacada: “Get the right freelancer. Get the job done” (Disponga del freelance adecuado. Que su trabajo se haga), también con una variedad de expertos y profesionales que van desde escritores hasta diseñadores de webs.

En España, sin ir más lejos, se empezó a desarrollar ese mercado de freelance hiperespecializados que pueden resolver problemas muy concretos a pymes (o incluso empresas más grandes) de forma muy eficiente. Ejemplos no faltan: infojobs, freelancer, twago, nubelo, etc. O, simplemente, realizando una búsqueda en Google seguro que encontramos algún profesional especializado justamente en el problema que queremos resolver y, sino lo encontramos, estaremos ante un nicho por cubrir y en el que cualquier freelance podría posicionarse desarrollando una buena marca personal online; sin duda, una buena solución para los profesionales más proactivos ante la falta de empleo generalizada que sufrimos en occidente. Y mucho mejor solución para las empresas, que ahorran costes y tiempos.

Probablemente estemos transitando en una fase muy avanzada de la sociedad que George Orwell había imaginado; no menos importante eran las predicciones de hombres como Bertrand Russell, Isaac Asimov, Aldous Huxley, entre otras mentes brillantes que se anticiparon al futuro. La cuestión es cómo damos hoy tratamiento al presente para que podamos mejorar el bienestar de los ciudadanos y garantizar un futuro a su vez mejor.

José Luis Zunni es Director Edición Online ECOFIN. Miembro de la Junta Directiva de Governance2014. Coordinador académico de la Red e Latam. Conferenciante. Ponente de Seminarios de Liderazgo y Management de la EEN y coordinador del FORO DE MANAGEMENT Y NUEVA ECONOMÍA DE LA EEN. Analista de la realidad actual y especialmente en los aspectos económicos, políticos y sociales, Experto en Management y formador de directivos y profesionales en las técnicas de liderazgo.

Eduardo Rebollada Casado es miembro de la Junta Directiva de Governance2014. Autor y conferenciante. Consultor y analista de la realidad social, política y económica. Co-autor con José Luis Zunni de más de 100 artículos de Management y liderazgo.

Rubén Martín es Online Marketing Manager Freelance gestionando la comunicación y el marketing online de diferentes profesionales, marcas y empresas. Es responsable de marketing y negocio en LechazoCharro.es, profesor de Personal Branding y MBA en EEN.

1 Comentario

  1. Pingback: Lo que la neutralidad de la red supone para las pymes - Blog de EEN.edu

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *