Cómo dar las vacaciones a la plantilla sin perder productividad - Blog de EEN.edu

Cómo dar las vacaciones a la plantilla sin perder productividad

Vacaciones sin perder productividad

Vacaciones sin perder productividad

Agosto es el mes por excelencia de las vacaciones y lo es por razones obvias: es el mes de menos actividad empresarial y cuando menos apetece trabajar por el calor. Muchas empresas optan por dar el gran grueso de vacaciones en este mes. Unos se van todo el mes, otros deciden irse pocos días y repartir durante el año las vacaciones y también los hay que prefieren no irse porque son imprescindibles y no puedes ausentarse. La cuestión es, ¿cómo nos tomamos las vacaciones sin perder productividad?

Según algunos psicólogos, lo recomendable es irse de vacaciones unos 15 días. No es recomendable irse menos porque, según dicen, es el tiempo justo para desconectar completamente y “cargar pilas“. Tampoco aconsejan extender el periodo de vacaciones más allá de las dos semanas porque puede ser contraproducente; quizás demasiada desconexión. En mi opinión, quince días puede ser una medida justa, aunque el descanso no depende solo de los días que te tomes.

También influyen otras circunstancias. Si sales fuera, si te llevas trabajo, si estás conectado etc. no estás descansando por completo. Por tanto, más que los días que uno se tome, hay que medir la calidad del descanso y la capacidad de desconectar de tu rutina y tus tareas. Llevarse trabajo o no irse de vacaciones no es la solución: hay cargar pilas para poder no perder productividad el resto del año.

Una solución al dilema de las vacaciones puede estar en la política llevada a cabo por Netflixlas vacaciones de su plantilla se las marcan los propios trabajadores, sin límite de días y sin tener que ajustarse a ningún calendario. Unas condiciones laborales innovadoras que seguramente aumentarán la satisfacción de la plantilla con la empresa y harán que se reduzcan las bajas por enfermedad, se aumente el compromiso y se reduzcan los gastos. Para controlar que no haya abusos, se imponen a los trabajadores unos objetivos de productividad. Otras empresas del mundo tecnológico y de la comunicación ya están adoptando esta innovadora política en recursos humanos.

¿Se podrá implantar un sistema como este en todas las empresas? No lo sé, pero lo que para mí está claro es que esta política tiene mucho más sentido que las condiciones que se imponen en la actualidad, más propias de los siglos XIX y XX. Al final se trata de tomarte las vacaciones cuándo y cómo quieras siempre que se sea productivo y no dañes o alteres la actividad de la empresa. Así, no tendremos que preocuparnos tanto de cómo nos repartimos los días… ¿Qué os parece? ¿Se podría aplicar a vuestra empresa?

Rubén Martín

Rubén Martín

Post escrito por Rubén MartínMBA por la EEN Business School, Social Media Manager y emprendedor.

3 Comentarios

  1. Gladys Montes

    Muy acertado tu ejemplo de Netflix: las vacaciones de su plantilla se las marcan los propios trabajadores, sin límite de días y sin tener que ajustarse a ningún calendario, en realidad es así como funcionan las economías grandes, esto de enviar email diciendo que están cerrados por vacaciones solo lo he visto aquí en España, una costumbre al igual que la siesta que aunque persistan en mantener ya no dá muy buenos resultados. AL regreso de vacaciones, empezamos a ver en la Tv y en los blog, “síndrome de la vuelta al trabajo” y un sin fin de consejos para adaptarte de nuevo al trabajo después de un un mes inactivo….

    Responder
  2. CumbresPuetoVaras

    Muy interesante el artículo,mucho más el ejemplo Netflix, creo que de momento no están todas las empresas listas para adoptar dicho sistema, lo estarán alguna vez? esperemos que sí.

    Responder
  3. olga martinez

    ¿Se podrá implantar un sistema como este en todas las empresas? No lo sé, pero lo que para mí está claro es que esta política tiene mucho más sentido que las condiciones que se imponen en la actualidad, más propias de los siglos XIX y XX. Al final se trata de tomarte las vacaciones cuándo y cómo quieras siempre que se sea productivo y no dañes o alteres la actividad de la empresa. Así, no tendremos que preocuparnos tanto de cómo nos repartimos los días… ¿Qué os parece? ¿Se podría aplicar a vuestra empresa?
    ESTO SI ME GUSTARIA MUY ACERTADO.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *