Coca-Cola: ¿avaricia o supervivencia empresarial? - Blog de EEN.edu

Coca-Cola: ¿avaricia o supervivencia empresarial?

Aunque Coca-Cola España diga que el ERE de la embotelladora no es cosa suya, la imagen de la marca se resiente. La decisión de cerrar cuatro de las once fábricas de la recién fusionada Iberian Partners, con la consiguiente pérdida de empleo y recolocaciones, ha hecho estallar un conflicto con los trabajadores y sindicatos. Las noticias y manifestaciones contra la embotelladora están haciendo mella en la imagen de la marca, que ve como sus ventas caen por el boicot. Por eso, han dado marcha atrás minimizando los despidos forzosos y mejorando las condiciones a los afectados. Parece que la imagen y la reputación ganan al negocio.

Aunque Iberian Partners es 100% independiente, sus decisiones también afectan a la marca Coca-Cola. Algo así como lo que le ocurrió Apple con Foxconn y el escándalo de los suicidios de trabajadores que fabricaban el iPhone. La imagen y reputación de una marca se resiente cuando hay escándalos de este tipo, independientemente del reparto accionarial de la empresa o a quién pertenezca. El conflicto se asocia al producto y, por tanto, a la marca.

ERE Coca-Cola

Foto de Telecinco.es

Los sindicatos se escudan en que la empresa tiene beneficios para negociar al alza las condiciones y resaltan la avaricia de sus directivos, que (dicen) únicamente miran la retribución del accionista. Y puede que tengan razón. Dicen que, incluso, la embotelladora evade impuestos. Muchas veces la gestión de algunos directivos no es muy responsable y eso, en procesos como este, se paga.

En una entrevista días atrás, Fredmund Malik (Presidente de Malik Management y profesor de la Universidad de St. Gallen, en Suiza), decía que “el gran error de las empresas es pensar que deben crear valor para el accionista”. El objetivo de una empresa no debe ser una mayor retribución a la propiedad (al accionista) sino satisfacer al cliente, buscando los beneficios del cliente satisfecho; en otras palabras, ser competitivos aportando valor al cliente. Si la meta es hacer dinero, mal vamos. Ya se lo dicen ahora a los emprendedores, que no inicien un negocio para hacerse ricos sino porque les apasione y solucionen un problema real, es decir, que aporten valor a la sociedad. Por tanto, si la embotelladora del famoso refresco únicamente toma esta decisión en base a mejorar rentabilidad y conseguir más beneficios, en mi opinión, se equivoca.

Sin embargo, podría ser que no pensaran en mejorar la rentabilidad si no en la supervivencia de la empresa. La empresa justifica el ERE diciendo que necesitan adaptar la estructura productiva a los nuevos tiempos: tienen once fábricas sumando las que tenían las siete embotelladoras fusionadas. La fusión de empresas suele provocar reestructuraciones para ganar eficiencia. Por tanto, debido a la caída de ventas, sobran, indudablemente. Teniendo en cuenta, por ejemplo, que un país más grande como Francia tiene tres embotelladoras, parece lógica la decisión de Iberian Partners. Además, las condiciones que ofrecen, a mi parecer, son bastante buenas comparadas con las de otros ERE que se ven por ahí. Desde el punto de vista empresarial, me parece lógico.

Además de la eficiencia que quieren ganar, la empresa pretende internacionalizarse saliendo a competir fuera (de ahí que no cierren más fábricas y se queden con tres, como en Francia), algo que me parece imprescindible si no quiere ver como otras embotelladoras más eficientes entran (en esos otros países que quieren entrar o, incluso, en España) y les ganan la partida. Con el panorama actual, una plantilla sobredimensionada y unos costes elevados no permitirían competir bien a la empresa en el mercado nacional y le impedirían acceder a otros mercados, quedando la capacidad competitiva de la empresa muy mermada, lo que aprovecharían las empresas de la competencia para atacarla y restarle cuota de mercado. Y eso, sin duda, llevaría a una reestructuración más profunda o, quién sabe, el cierre de las embotelladoras españolas, con unas consecuencias mucho más desastrosas que las que representa el ERE actual.

Por el motivo que sea, bien por avaricia de los accionistas o bien por lógica empresarial que busca la viabilidad futura de la empresa, el ERE se va a llevar a cabo en un momento delicado en España y en una gran empresa en beneficios (de ahí la repercusión). Pero hay que entender que, aunque una empresa esté en beneficios hoy, no quiere decir que lo vaya a estar mañana. A veces hay que actuar antes de que sea demasiado tarde, y eso hace la embotelladora (o dice que hace) con visión de futuro, algo que lamentablemente le falta a muchas empresas (sobretodo Pymes). Hay que ver un poco más allá y planificar a largo plazo.

No podemos saber los motivos que hay realmente detrás del ERE, pero lo que está claro es que ni las empresas no son “ONG” (como parece que pretenden algunos) ni habrá rentabilidad y/o supervivencia empresarial si los directivos no cuidan de su entorno y de sus clientes.

Rubén Martín

Rubén Martín

Post escrito por Rubén Martín. Online Marketing Manager, MBA por la EEN y profesor de personal branding.

2 Comentarios

  1. Hugo

    cometes el mismo error que comentas con las empresas como ongs. No son ongs… pero se levantan gracias a los trabajadores. Que se te va al final el subconsciente y todos pensamos en lo mismo. Dinero. Las personas no solo se traducen como clientes o empresas… Deberías salir a la calle o preguntar en una manifestación a una persona que lleve mas de 20 años trabajando en una empresa así. No a tus comáis del lobby empresarial o a los nuevos ingenieros que llevan 2 días trabajando. Además, se te olvida mencionar en todo el articulo, el desamparo legal que sufren los trabajadores en España hoy en día, y las grandes ventajas fiscales y mercantiles que tienen hoy en día las empresas y que pretenden aprovechar antes de que se les corte el grifo. Todo eso se te olvida decirlo… o no.

    Responder
    1. Rubén Martín

      Hola Hugo,
      Estoy de acuerdo contigo en que son todos y cada uno de los trabajadores los que tienen el mérito de levantar una empresa. Eso no lo pongo en duda en ningún momento. Precisamente critico que si la decisión es por motivos de rentabilidad (por dinero) se equivocan al hacer el ERE porque, además del coste que van a tener que asumir con los despidos, recolocaciones y prejubilaciones, están dañando la imagen y las ventas de la empresa y, lo más importante, perdiendo personas, es decir, talento. Van a salir perdiendo si es así.
      Cuando digo que las empresas tienen que cuidar de su entorno me refiero también, como no, a sus empleados. Y cuando menciono a Malik explico que el objetivo de las empresas tiene que ser aportar valor a la sociedad, no dar beneficios.
      No me hace falta salir a la calle a preguntar a nadie porque he tenido (y tengo) conocidos, amigos y familiares implicados en ERE, precisamente también en este de Iberian Partners, así que conozco la situación de primera mano y lo que significa. No es agradable para nadie. Y es una pena que sea así pero, a veces (y espero que este ERE sea por eso), hay que hacer sacrificios para mantener la competitividad de la empresa (porque esa parte parece que se nos olvida…) y evitar males mayores. A nadie le gustaría que por mantener estos empleos hoy, la empresa no fuera competitiva en el futuro y se vean amenazados, no solo los trabajadores que hoy están implicados en el ERE, si no todos los de la empresa.
      Respecto al desamparo legal de los trabajadores y las ventajas de las empresas creo que te centras en casos de grandes empresas (como este de Iberian Partners y los demás que salen en los medios) y mides la ley por este tipo de empresas, olvidándote que el 99% de las empresas en España son pymes. Fíjate, por ejemplo, en las ventajas que tienen los emprendedores, pregunta lo que cuesta abrir, levantar y mantener un negocio en España y cuánto les cuesta crear empleo. O pregunta a los empresarios de negocios familiares que han tenido que cerrar la empresa, perder toda su inversión y despedir a todos y cada uno de los trabajadores (entre ellos familiares y amigos) porque no podían pagar las indemnizaciones por despido de una pequeña parte de la plantilla.
      No, no necesito salir a la calle. Ya estoy en ella todos los días y veo lo que pasa con las pymes y con las personas (trabajadores y empresarios, que éstos últimos también son personas) que tienen que sufrir las consecuencias de una mala legislación, una lenta administración, corrupción y falta de liderazgo político. Y, por cierto, no pertenezco a ningún lobby ni llevo 2 días trabajando…

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *