Algo está pasando con Twitter - Blog de EEN.edu

Algo está pasando con Twitter

Comienzan a surgir dudas sobre el futuro de Twitter. La compañía, que empezó a cotizar el año pasado, muestra datos de engagement y fidelización preocupantes: el 25% de sus usuarios no tuitea, el 10% no sigue a nadie y uno de casa seis no tiene seguidores. Aunque su crecimiento se ha ralentizado, sigue estando bien valorada en Bolsa, tiene gran popularidad y está por delante de Facebook en móvil.

Una de las preocupaciones es que hay una gran cantidad de usuarios que abandonan la red de microblogging y, según una encuesta, esto se justifica porque la gente encuentra otros medios para acceder a la misma información o bien porque no entienden el servicio que ofrece Twitter. De hecho, por mi experiencia, sé que mucha gente no está en esta red social porque no la entiende: la utilizan para lo mismo que se utiliza Facebook, es decir, estar en contacto con familiares, conocidos y amigos. Prueba de ello es que seguimos viendo perfiles privados, gente que bloquea tu cuenta cuando les sigues y otros comportamientos más propios de otras redes sociales. Aunque Twitter también conecta a tu entorno más cercano, su utilidad va más allá: te permite conectarte con personas más allá de tu entorno. Las informaciones, conversaciones y reflexiones no tienen porque limitarse al entorno del usuario y es ahí dónde radica su principal diferencia con otras redes sociales. Y, probablemente, esa diferencia es la causante de que los datos de fidelización y engagement no acaben de ser todo lo buenos que deberían ser.

Para solucionar el problema, la red de microblogging parece que pretende cambiar o suprimir sus símbolos para hacer la comunicación más sencilla y acercarse a más público. Entre esos cambios se suprimiría la arroba (@) y la almohadilla (#) de los hashtags. En mi opinión, es un movimiento muy arriesgado ya que aunque sí es cierto que podría llegar a más público, perdería su esencia desprendiéndose de los símbolos que le han hecho conocida y que incluso Facebook le ha ido copiando.

Para mi los datos que muestran no son preocupantes. Todas las compañías muestran en determinados momentos síntomas de ralentización debido a épocas de gran crecimiento, quizás por haber llegado a un primer techo de usuarios. Para seguir creciendo, más que educar a las generaciones más adultas que no entienden el servicio (algo que pueden hacer con campañas de comunicación, para lo que la TV está ayudando mucho) deberían fomentar el engagement entre los jóvenes, que son los usuarios del futuro y que ya la entienden como es (de hecho, son los que más la usan, otra diferencia respecto a Facebook), sin necesidad de desprenderse de sus símbolos.

Parece que hay cierta tendencia en las redes sociales (y también en otros sectores) a copiar los éxitos de los demás: cada vez Facebook se parece más a Twitter y viceversa. Sin embargo, opino que precisamente eso les lleva a no diferenciarse entre ellas. Facebook y Twitter aportan beneficios distintos a los usuarios y, aunque son competencia en ciertas utilidades, no son competidores directos. Si Twitter trata de crecer en usuarios y engagement eliminando sus símbolos, puede cometer el error de sufrir el rechazo de sus usuarios más activos, que precisamente son los que la valoran por su valor diferencial respecto a otras redes sociales, es decir, los que mantienen el negocio.

A veces, los directivos y las empresas nos cegamos tanto con la rentabilidad y el crecimiento que nos lleva a querer satisfacer a un espectro más amplio de consumidores, olvidando satisfacer a nuestros verdaderos y más fieles clientes. Y ese puede ser el principio del fin.

 

Rubén Martín

Rubén Martín

Post escrito por Rubén Martín. Es Online Marketing Manager Freelance. Gestiona la comunicación y el marketing online de diferentes profesionales, marcas y empresas. Es responsable de marketing y negocio en LechazoCharro.es, profesor de Personal Branding y MBA en EEN.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *